PRODUCTOS
oelo

Slow travel, algo que descubrí que amo hacer y no sabía

En los casi 31 años que llevo viajando y descubriendo tantos lugares, me he dado cuenta de que todos los viajes son diferentes, que traen diferentes aprendizajes y también formas de disfrutarlos. Últimamente hay un tipo de viaje que me ha conectado mucho a mí, a mi esencia, al destino y que siento que también impregna una energía diferente a las personas que me siguen. Bajo el concepto de slow travel he sentido que realmente los viajes te pueden llevar a la calma. A diferencia de esos viajes que uno siente que necesita vacaciones de las vacaciones. ;) Aquí les dejo algunos destinos u hoteles que te llevan a vivir unas vacaciones de desconexión, bienestar y disfrutar la vida lenta.

 

Puerto Escondido, México

En general Puerto Escondido me dejó impactada con el estilo de vida. Este lugar parece salido de un cuento, entre trocha y polvo este es un lugar sin muchas pretensiones, te encuentras con una estética limpia y serena. Hoteles, casas y estadías con un lujo orgánico, es la elegancia de lo simple. Las playas son súper solas y los amaneceres únicos. Creería que es uno de los sitios más impresionantes de la costa de Oaxaca. Entre los lugares que les recomendaría para quedarse están: Hotel escondido, Hotel Terrestre y Casa Bacana. Ah bueno y súper imperdible y a cenar a Kakurega Omakase, una barra de 10 puestos donde te atiende un japonés que habla súper bien español, el concepto Omakase hace referencia a que el chef elige tu comida y su maridaje,amé esto! Bueno y por último visitar el museo fundación Casa Wabi, un lugar donde constantemente llegan artistas residentes para aportar algo a la fundación y comunidades cercanas.

 

Santa Teresa, Costa Rica

Este lugar tiene una energía mágica, parece que cuando llegas se hiciera una burbuja y el tiempo no pasara. Este pueblito playero en la península de Nicoya, es conocido por ser el paraíso para los surfistas, pero es tan único que personas de todo el mundo lo visitan y se quedan temporadas viviendo sus encantos, la verdad es todo un estilo de vida basado en el slow living. Tiene cafecitos hermosos para sentarse a trabajar mientras tienes los pies en la arena y además se crean parches súper chéveres entre los visitantes y los locales. Uno de los planes más cool es ir a la Reserva Natural Cabo Blanco o inscribirse a unas clases de yoga y meditación en algún lugar de la zona. Entre los lugares que les recomendaría para quedarse sería el Hotel Nantipa, es hermoso. Aunque cuando yo estuve alquilamos una casa para toda la familia.

 

Joshua Tree, Estados Unidos

Este es literalmente un paraíso de la naturaleza, es el lugar perfecto para ir a encontrar la calma, el espacio para reflexionar y conectarte contigo mismo. Se encuentra en el desierto del Mojave y este lugar es uno de los más cool del mundo para hacer un roadtrip en caravana, ver los amaneceres y sus noches llenas de estrellas. He tenido la oportunidad de ir 2 veces porque queda camino a Coachella, entonces intento hacer una noche de parada obligatoria en este lugar taaaan especial. Es conocido por sus caminos para hacer hiking, es decir, caminatas por sus paisajes, y por su fauna y flora, que solo existen en este lugar. El parque tiene varios hoteles y villas, algunos lugares que les recomiendo son, AutoCamp, que es el plan de una caravana vintage en la mitad del desierto, Sacred Sands o The Habibi House. Hay muchas casas hermosas en Airbnb, desde las más exóticas hasta campamentos.

 

Bayron Bay, Australia

Recuerdo que antes de visitar Byron Bay, sentí una sensación como si en alguna vida hubiera vivido allá. Este lugar en la costa australiana es literalmente el paraíso de los amantes del mar y los deportes acuáticos. Es un lugar con vibras surferas en el que todos son amigos, se conocen y hacen planes como ir a “atrapar las olas” o hacer scuba diving para ver la diversidad marina de la zona. Y cuando lo visitas, tú entras a hacer parte de esa comunidad, te sientes como un local. Es una especie de lugar de calma dentro del caos de la ciudad. La gente va en bicicleta, los carros casi siempre tienen tablas de surf y todos te saludan como si te conocieran de toda la vida. Obvio los planes más famosos son el surf y scuba diving, pero yo amo sentarme en un cafecito playero a leer o trabajar. Los lugares para quedarse suelen ser casas o villas, una de las que les recomiendo es 28 Degrees Bayron Bay, es una casita hermosa con la vibra playera del lugar.

 

Holbox Island, México

Esta isla en México es uno de los lugares más hermosos que siempre he querido visitar, el color del agua es completamente turquesa y la arena blanca y delgadita. Este es un plan en el que en lo único en lo que te tienes que concentrar es en estar presente, en disfrutar el momento. Uno de los hoteles más cool que les puedo recomendar es Nomade Holbox, las habitaciones son cabañas construidas con muchos palos de madera que generan un efecto visual hermoso y muy aesthetic. Mi mamá tuvo la oportunidad de ir a un retiro de mujeres en este lugar y yo solo imaginaba cómo serían los amaneceres y atardeceres de allá. Siento que es un sitio para reflexionar, observar y sobre todo comer delicioso, porque en México vaya donde uno vaya siempre habrá comida deli. Espero que sea uno de mis próximos destinos para poder disfrutar del slow travel.

ANTERIOR
SUBIR